No me preguntes
que es lo que quiero
porque mis manos te lo han dicho

No me preguntes
que es lo que anhelo
porque mis labios lo han sellado

No me preguntes
que es lo que sueño
porque quedó anclado en el iris de mis ojos

No me preguntes
que paso ayer
porque los posos del té tienen tu respuesta

No me preguntes
que va a pasar mañana
porque quedo grabado en los poros de mi piel

María Gelz. Méndez.
( foto y texto )

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.