¿Dónde estás inocencia?

Recuerdo esos infatigables años en los que cabalgábamos juntos,
recorriendo los montes de todos los tiempos,
tiempos de ideas, sueños, espacios y momentos,
todo lo imaginable e inimaginables.
Hubieron tantas cosas verdaderas,
Tanta belleza,
tanto esplendor.
¿Dónde estás inocencia?
Te fuiste, me, abandonaste.
Oigo su voz que me dice, no me fui, tu me echaste,
la voz es fina y débil,
voz de moribundos,
voz acabada.
Te hecho de menos, le digo
Ya es tarde, me responde
¿Qué puedo hacer para recuperarte?, le pregunto.
Ya es tarde, su voz débil y triste me estremece.
Inocencia, te hecho de menos.
Sus silencios son mis respuestas.Inocencia mi mente es un caos sin ti,
pues solo ve malicia, corrupción, tergiversismo, desinterés, mal, fealdad.... caos...
Sus silencios me espantan.
Oh, inocencia háblame, tus silencios me dan miedo,
quiero castillos en el aire, promesas, imaginación,
sueños, soles, vida...
Déjalo ya, me dice apesadumbrada.
Oh, inocencia, no seas rencorosa.
Sabes que es tarde, su melancólica voz es comparable a la mía.
Entonces inocencia, ¿Ya no quieres saber nada de mi?
Su negación con la cabeza,
y su delicada voz diciéndome hasta siempre,
me hace entender una separación definitiva y de por vida....
Adiós inocencia,
que mal que no tengamos otra oportunidad,
adiós inocencia,
quizás en otra vida,
fue un placer el conocerte.
Adiós inocencia.
Que tengas paz y bendición.
Te echaré de menos inocencia..

©Rubén Jiménez Triguero

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.