¿Quién se queda con lo amado?, ¿Cómo nos repartimos los recuerdos?...
¿De quién será el olvido, quién se quedará con las caricias y el sudor de las sábanas?...
¿Y la promesa de sernos?...
Tu soledad me abraza, y tu silencio me susurra: Fuimos efímeros...
La eternidad se resumió, cuando éramos, cuando imaginamos un mundo de nosotros...
Ahora, se oxidan los besos negados,
Y el aire es putrefacto...
Ya no estás... Ya no estoy...
Y me siento perdida en mis ojos...
No, no estoy llorando...
Sólo mis lágrimas lavan tu imagen...
Beatriz Fonnegra.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.