Cual barca a la deriva
transitando en el océano
plagado de angustias
que corroen mi sangre
Navego, en busca
de un faro que ilumine
mis pasos perdidos,
de una luz que dé luz
a mis ojos secos,
de un pescador de ilusiones
que se robo las mías
ahogándolas en las profundidades
de aquel ser que ya no soy

Quiero anclar mi barca
al puerto de un mañana
sin sombras que acechen en las esquinas,
sin manos que acaricien el dolor,
sin el frío que agriete las comisuras de mis labios,
ni cierren tristes mis parpados.

Quiero ser la risa que desnude la primavera,
en mil sensaciones de belleza,color...
Ser la brisa que mueve las alas
de mi alma tierna...,sencilla, inquieta ...

Maria Glez Méndez

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.