Con gritos mudos, le dije que no se fuera...
Y con lágrimas en mis sonrisas,
Le abrí mi puerta...
Mientras me aferraba al dedo gordo de recuerdo...
Beatriz Fonnegra

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.