Basta ya...soy una persona

Una casa tranquila,
la sonrisa de un niño,
pero ...
el ruido de la llave en la puerta
lo transforma todo
el infierno se abre bajo tus pies.

La tranquilidad se convierte
en pesadilla

El niño deja de sonreír
y se refugia en su habitación
escondido entre sus peluches

Tú tratas de ser afable,
esbozas tu mejor sonrisa,
( aunque sabes que de nada servirá )
Todo esta a punto
la casa limpia,
la ropa en su sitio,
la comida en la mesa, esperándolo
pero
siempre encontrará,
o se inventará
un motivo, una razón
para que esa casa tranquila
se convierta
en el mayor de los infiernos

Palabras humillantes
que retumban en tu cabeza
una y otra vez,
que hieren tu corazón
Gritos ensordecedores
que resuenan a tu alrededor,
sin razón

Y ...
en el quicio de la puerta
ves aquellos ojitos brillantes
llenos de lágrimas
ante el dolor de la impotencia,
con sus oídos tapados
tratando de no escuchar,
con su semblante lleno de miedo
Le miras con una débil sonrisa,
pero ya no puedes fingir más.
Corres a su lado,
lo abrazas fuertemente,
pillas su osito preferido,
y, sigilosamente
te diriges a la puerta
Con miedo, con dolor,
con lágrimas en tus ojos,
miras por última vez
aquello que un día fue tu hogar.
Con decisión
agarras el pomo de la puerta,
traspasas el umbral,
y con todas tus fuerzas
la cierras tras de ti

Hoy ha sido el día en el
que por fin te has decidido
a escapar de esa cárcel
Hoy por fin
dijiste
BASTA YA !!
Soy una PERSONA
Soy LIBRE

Maria Glez Méndez

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.