Adormecida en ti...

Las gotas descalzas
rumoriando un adiós en la ventana
en la cortina de los ojos
en los agujeros de las nubes,
por dónde se filtra el sol de agosto.
y el último suspiro de tus labios lejanos...

Una música ajena a la piel
hoy sin sombras.
Cae un libro
con las palabras trizadas de penas.
Cae a la vida, con los ojos de ensueño
lo que no supe soñar.

Entumecida.
Desconocida.
Adormecida,
en ti...

...La rosa tiene su sangre
en el borde de la luna...

No quiero gritos!!!
No al borde del camino
no en los ojos
no en el alma.
No desde que no estás...

El culumpio y el roze de la agonía
en los huesos de la vida.
Aletean las mariposas, que te llevaste.
El reloj de arena
debería detenerse ahí afuera...

Llora el rocío
en la escarcha del alma.
Duele el vacío
en la noche blanca.

El tatuaje sin cuerpo.
Se acabaron las ausencias,
ahora seré yo, la ausente.
y la eterna adormecida de tu cuerpo...

Navegante de aguas dulces
naufragarás en las mías saladas.

Burbujas de esta vida
reventándose
en el licor de sus ojos.

Soy la última lluvia del invierno
la eterna llamarada de los ojos...
La ausente.
El viento.
La rosa, que se quedó
adormecida en ti.

Vacía sin ti...

Fran Nicolle León Riveros

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.