Suspiraste un futuro escondida entre las olas de los días
sin saber que el mar devoraría tus ilusiones
Despojaste las flores de tu alma entre los surcos de arenas movedizas,
sin ver que la sabía de tu vida se diluía en sus profundidades
Apagaste el brillo de aquel mañana, soñado entre sábanas de seda,
sin entender el por que los sueños se esfumaron
Derramaste sonrisas, cargadas de esperanzas, entre sombras de payaso,
sin pensar que habías olvidado la nariz en el armario
Dibujaste lágrimas de Amor entre labios cargados de dolor,
sin rellenar tus lápices de sabor a calor.

Viviste la utopía de un mañana ...

... encontraste la realidad del hoy !!

María Glez. Méndez

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.