Sentado frente a mi

Caminé unos pasos
Y entré en la oscuridad
Cerré los ojos
Caminé un poco más
Y me senté
A la orilla del lirio
Que igual que yo
Esperaba la noche

El, para desahogar su suspiro
E inundar el mundo
Con su olor misterioso
Yo, para desahogar mi suspiro
E inundar mi incerteza
Con mi conciencia tenaz

Esperé un minuto más
Y abrí los ojos
Sabiendo que al abrirlos
Vería igual que al cerrarlos
Oscuro y nada mas

Quizás una estrella
Me haría una señal
De solidaridad
Pero eso era todo
No esperaba más

La vida es irónica
Al abrir los ojos
Me quedé sin respirar
En medio de la oscuridad
Sentado frente a mí
Estaba aquel recuerdo
Que acababa de olvidar

©Vicky Toledo

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.