Mis sueños no llevarán tu nombre
Mis risas no serán el reflejo de tus ojos
Mis lágrimas no sellarán tus palabras
Mis manos no mendigarán una caricia
Mis labios no buscarán tu piel
Mis brazos no cobijarán tu almohada
Mis mañanas no despertarán tu alma
Mis noches no dormirán tu corazón ...

( divagando entre mis sentimientos)

María Glez. Méndez.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.