Entre los tacones de mis zapatos
rezuman las sombras
de aquellos días vividos
cobijada entre tus brazos,
sintiendo el aroma de tu mirada
y el dulce olor de tus besos

Entre los pliegues de mi piel
quedaron grabadas
aquellas caricias ,
que con ternura y pasión
recorrieron mi cuerpo,
devolviéndolo a la vida

Entre las comisuras de mis labios
quedaron prendidos
los segundos de aquel reloj
que marcó las horas
compartidas entre sábanas de seda

Entre tú y yo ... la distancia es ... un beso

María Glez. Méndez.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.