Aspiraba la fragancia de tu aroma
enroscado en la solapa de mi almohada,
derramando suspiros de esperanza

Dibujaba la silueta de tu cuerpo
grabada en los pliegues de mi cama,
añorando noches de estrellas

Saboreaba las caricias de tus manos
prendidas en los poros de mi alma,
sintiendo el frío de mi corazón solitario

Sólo ... soñaba ... Sólo !!

María Glez. Méndez.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.