Amarrándome a tu cintura
bailaremos aquel viejo vals,
sin descanso ni premura

Escalaremos la cima
de los sueños perdidos,
forjando con nuestras cenizas
nuevos anhelos

Limpiaremos nuestro camino
de las espinas clavadas
entre pasos solitarios,
caminando al unísono
por el valle encantado

Borraremos de nuestra piel
viejas caricias de dolor,
viejos besos sin color,
cubriéndola con el manto
del Amor

Bailaremos bajo la luna
entre sábanas de seda

Danzaremos bajo el sol
entre los susurros
de su calor...

... amarrándome a tu cintura

Maria Glez Méndez

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.