Suspiros lejanos
anudan tus sueños
entre los bordes
del sol que se esconde

Caricias prestadas
anudan tu alma
a las manos
de un mañana

Besos robados
anudan tu corazón
a aquella boca
con sabor a poco

Palabras sentidas
anudan tus sentimientos
a los oídos
que no quieren ensordecer

Suspiros, caricias
besos, palabras
cobijados entre
los pliegues de
mi piel ...

...

Maria Glez Méndez

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.