Sendas

Voy vestida de la bruma silente
que dejaste en la mesa marrón,
mi equipaje es liviano
mis huesos contraídos
sucumben ante la brisa
de los abedules.
En la orilla del río veo sentada
mi memoria acalorada
sigo buscando tu nombre
y no logro encontrar
los versos que dibujaron tus fonemas.
¿Es que caso se perdió el amor en la lontananza
de las veredas llenas de jaracandas en flor
cuando el olor de sus tallos quisieron envolver tu partida?
El mapamundi confunde mis pasos
y siento tu herencia volar
por los aires de otros espacios,
las cuencas están vacías,,,no quedó agua
para los que sufren,
la vertientes corrieron a guarecerse
al ver que no estabas
te regalo la vida
que me dejaste en el bolso rojo
del reloj de onix...

Mariela Lugo

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.