Se destruye el corazón cuando ves que las sombras de los ayeres jamás podrás borrarlas, ellas marcaron tu destino y tu final.

Maria Glez Méndez

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.