No sé...

Creo que lo eres todo, y de repente…
comprendo que no eres nada.
Se agolpan los sentimientos ¿y para què?
tan solo para ser llevados por una corriente extraña.
¿Què queda después de todo eso? la boca amarga,
gusto a sal que brota de los ojos,
y estos infernales y malditos antojos,
de tenerte, abrazarte, mientras tù, me das despojos.

Trato sin ningún resultado,
de borrar esos besos de mis labios,
el recuerdo de esas manos, acariciando…
Si, lo fuiste todo… y de repente…
te acabaste, como vela en un antiguo velorio.
Como a muchos, te deslumbrò la codicia,
¿què importò el amor? ¿ donde quedaron las caricias?
nada està en tu conciencia,
ahora su dinero te compra y te acaricia.

Autora: ©Almatriste
País: Argentina
Todos los Derechos Reservados

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.