Estoy agradecida

Estoy agradecida a pesar del tiempo que he padecido esta ausencia tuya que me va carcomiendo el alma, pero no puedo ser ingrata cuando he conocido a tu lado el amor más puro y más fuerte que jamás se haya conocido, y bien vale este sufrimiento tan profundo, por esos pequeños grandes momentos de amor que viví a tu lado, por esas emociones nuevas que invadieron mi ser cuando estábamos juntos.

Estoy agradecida por haber conocido el edén paradisíaco entre tus brazos, por la energía que inyectaste a mi corazón porque gracias a ella, es que hoy me mantengo fuerte para sobrellevar este dolor, por los colores nuevos que le pintaste al arcoíris de mi vida, por enseñarme que las gotas de lluvia son lágrimas de ángeles que lloran de alegría cuando dos se aman como tú y yo lo hemos hecho.

Estoy agradecida por todo lo que he aprendido, antes de conocerte mi vida era un continuo carnaval de máscaras donde no hallaba mi identidad real, siempre alegre pero sola, siempre intentando ser alguien sin ser nada, pero bastó un beso de tus labios para comprender que soy tan tuya como la sal le pertenece al mar, que cuando se la quitas, pierde su esencia, así, mi amor, me encuentra hoy por hoy sin ti.

Estoy agradecida por la madurez que le has dado a los sentimientos, por haberme despojado de falsos orgullos, por haber matado mi soberbia, por mostrarme que soy tan débil como fuerte, tan vulnerable, tan delicada aún cuando siempre creí que era todo lo contrario, y por abrir mis ojos al verdadero mundo, ese donde los sentimientos gobiernan y no hay defensa alguna que nos proteja de enamorarnos hasta las entrañas.

Estoy agradecida por amarte, por la sangre que corre en mis venas gritando tu nombre, por el tatuaje en mi piel de la tuya, por estar pendiendo de la esperanza de que me llames porque sabes que con tu voz tienes el poder de cambiarlo absolutamente todo, estoy agradecida por esa sonrisa que se asoma en mi rostro cuando pienso en ti, y también por esa lágrima fugaz que se escapa a recorrer mis mejillas, porque no estás.

BR

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.