Dime que eres tan mío

Dime que eres tan mío
como de la primavera
son las flores que nacen
y del otoño las hojas 
que resecas y rojas
el viento se lleva.

Dime que eres tan mío
como lo son del alba 
los luceros que madrugan
para iluminar el cielo
y de la noche las estrellas
que alumbran mis sueños.

Dime que eres tan mío
en tu cuerpo y en tu alma,
tan mío como yo te quiero,
tanto como tú me lo ofreciste 
sin que yo te lo pidiera,
en aquella tibia tarde de estío.

María Elena Astorquiza V.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.