Cruzaste mi camino de espinas
arrasándolas con tu fuego.

Rompiste el hielo de mi corazón
con el hacha de tu amor.

Devolviste a mis sentidos
la sutil fragancia a vida
con el sensual roce de tus manos.

...

Maria Glez Méndez

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.