Tus manos

Amo la sensación
de sentir tus manos, 
tu tibieza de hombre
en esas manos grandes
envolviendo a las mías
mientras dices mi nombre
o recorriendo mi cuerpo
con tus dedos inquietos
diciéndome en gestos 
que tan solo yo entiendo,
que me sientes tan tuya
como la noche del día
y que te gustan mis formas,
suaves como la seda,
redondas como la luna
o tan firmes como la greda.

María Elena Astorquiza V.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.