Si un día que yo no quiero

Si un día que yo no quiero
estás mirando hacia abajo
y te contemplas en otros ojos
que te miran como al cielo,
déjate amar en esa mirada,
dale a esa mujer tus besos,
no recuerdes mis abrazos
ni el palpitar de mi pecho.

No busques en ella mis pupilas
cuando temprano rompa el alba
y la veas junto a tu almohada,
vive, tan solo vive un nuevo día
y que vuelva el amor a tu lecho
porque no encontrarás en la vida
una mirada que te llegue al alma,
tan ardiente y pura como la mía.

María Elena Astorquiza V.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.