Si preguntas por mi

Si preguntas por mi, no te extrañes que nadie sepa darte razón, hace tiempo que la mujer que se conocía se perdió en la inmensidad del tiempo abismal de añorarte, y aquella luz que irradiaba con su mirada que desprendía una fuerza impresionante capaz de apagar al mismo sol, falleció cuando le dijiste adiós, quedándose esperando con la mirada fijada sentada en cualquier lugar, a que regreses a darle la vida que te llevaste.

Si preguntas por mi, y no hay persona en el mundo que diga conocerme, es porque renuncié a todo cuando mi alma quedó roída por el desamor que siento, fui desconociendo a cuanta gente fue formando la historia de mi vida, hasta que quedaste sólo tú, el ser a quien entregué todo mi pasado, mis pecados, mis secretos más oscuros, y todos, absolutamente todos, me dieron la espalda cuando vieron que solo respiraba por ti.

Si preguntas por mi, quizá alguien pueda decirte que una mujer envuelta en llanto cruza a solas la ciudad por las noches, arrastrando los pies por las calles, como queriendo encontrar al fantasma negro para que la envuelva y la aleje del sufrimiento de haberte perdido para siempre, te dirán que se ve desaliñada, con el cabello revuelto, con los hilos de la vejez iluminando un poco su cabellera negra, y con el llanto tan amargo que estremece a la propia luna.

Si preguntas por mi, te dirán los mendigos que me hallarás en la esquina de la soledad, desesperanzada, callada, que ya no queda nada de aquella mujer a la que conociste, tan llena de vida, con la esperanza por escudo y el amor por espada, que parecía invencible, ahora la encontrarás abatida, sin recordar siquiera su propio nombre, solo pronunciando el tuyo y mirando en cada persona con la poca fe que le queda, tu rostro.

Si preguntas por mi, te dirán que mi cuerpo sigue deambulando por este mundo, pero que he muerto en vida, por amarte más que a nada, y haberte perdido, por no haberme perdonado el haberte herido, por no tener ni siquiera una pequeña oportunidad para hacerte regresar, por tu silencio que me ha ido hiriendo como puñales entrando en mis entrañas, si preguntas por mi, te dirán que te he amado tanto, que me olvidé de vivir.

BR

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.