Eres

Eres luz, porque insistes en ser oscuridad, porque te niegas a aceptar que basta con que sonrías para que el anochecer más profundo se convierta en el amanecer más hermoso que jamás se haya visto, porque niegas el don que te ha dado Dios de ir tocando las almas de todos quienes te conocen con esa luminosidad, porque prefieres encerrarte en ti misma, porque el temor a salir a vivir, porque tanto miedo a ser feliz.

Eres rosa, porque te gusta disfrazarte de espina que rasgas y sangras la piel de quien te toca, intentando defenderte de lo único que te va a salvar, el amor más profundo y más sutil que puedes conocer, solo basta con que me permitas regarte y cuidarte, para que florezcas, para que te des cuenta de cuánto eres capaz de crear si tan sólo lo permitieras, necesito el baño de tu rocío en la mañana, y el rojo intenso de tus labios por pétalos.

Eres especial, alguien único e inigualable, así, con todos tus defectos, pero con virtudes que sólo tú has podido desarrollar, ya no trates de ser un ser humano más del grandísimo grupo de entes que vagan por las calles sin rumbo, solo porque tienen que existir, tu razón de estar en este mundo va mucho más allá quizá de lo que tú puedas entender, acéptate como eres, disfrútate y déjanos a los demás también, gozar con tus bondades.

Eres vulnerable, el amor, nos vuelve a todos así, el que trates de defenderte de forma tan vehemente ante el sentimiento, no te hace fuerte, te hace inhumano, la fortaleza está en el valor de aceptarnos enamorados, y luchar por eso, no negar la debilidad que nos causa la otra persona pretendiendo pasar por soldado de plomo que se desbarata al primer intento de un beso tierno que muerde nuestros labios.

Eres amor, porque sigues pretendiendo ser rencor, perdonar los errores de los demás y aceptarlos con defectos es la gracia más grande que podemos tener, pero lo es más, aún, el seguir amando a quien tanto daños nos ha hecho, así, como yo te sigo amando a ti, tú, eres nobleza y belleza interior, qué puedo hacer para que abandones esa absurda idea de seguir llenándote de tonterías, por prestar oídos a los demás? Escucha tu corazón, mi amor, porque tú, eres el mío.

BR

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.