Cuando te pierdes...

Siento este frío, que hiela los huesos
el mismo que razono cuando estás lejos,
aquel vacío árido en la hora de la tarde,
o la angustia asfixiante por la noche.

Como si el mundo se perdiera detrás de ti,
quedó flotando el universo de los recuerdos,
instante perpetuo, grabado con fuego
sobre este pecho soliviantado en tu ausencia.

Muero y resucito de relámpagos, sonriendo,
imagino que vives dentro de esta mente
ansiosa de tenerte a merced de sus caprichos,
donde tú eres el fango, en el que deslizo mis manos.

Siento el frío que penetra helando los huesos,
saberte tan lejos de estos tibios y dulces besos
que desesperan en los labios por tocarte,
humedecidos por mordiscos de deseos.

Como si el mundo se perdiera detrás de ti,
nada anima el consciente a la existencia,
permanezco dormida, una quimera sin fin,
a esperas de que vuelvas con tu aliento.

Muero a la vida, resucito en los sueños
de una felicidad compartida entre dos
como amante y amor, sabía y corteza,
tierra y sol… provocando radica tristeza.

Autor: ©Susana Valeriani
País: Argentina
Todos los Derechos Reservados

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.