Solo te pido un abrazo

Vuelo, vuelo entre las nubes de azúcar,
que tal vez yo sola imagino.
No puedo explicarte la alegría
que siento al hacerlo.

Siento esa paz anhelada
y que tal vez nunca sentí en mi vida.
Siento como la brisa golpea en mi pecho.
Ese dolor mezclado con placer que se siente
esa adrenalina que tanto extrañé
regresó a mi y de la forma más dulce.
Ya no me lastima,
ya no debo cuidarme
alguien me protege.
Solo disfruto el momento de volar
el momento que vivo, que respiro.
Si deseas verme desde abajo
solo te pido que no te alejes.
Que no me dejes.
Si aceptas mi mano
volemos juntos.
Quiero que sientas la vida
como yo la siento.
La alegría que causa el sentirse libre.
No me pidas que no lo sea.
No puedo atarme a nada.


Lo que más amo en la vida
es a ella...la libertad, mía y tuya.
Siendo libre regreso.
Siendo libre te siento
Solo te pido que si no deseas volar
me recibas con los brazos abiertos.
Y cuando regrese
pueda refugiarme en ellos.
Solo deseo que me abraces un momento.
No importa el tiempo que me brindes.
Para mi será eterno.
Desearía que otra vez sientas
que nuestras almas puedan amar.
Que solo siendo libres
eso sería realidad.
Simplemente te pido
que sientas que tu alma
se une con la mía.

Que tal vez mi cuerpo y el tuyo
se reconozcan y se abracen.
Y quien sabe...quizás,
ambos deseen ser uno solo.
Solo te pido que me abraces un momento
y que me dejes volar.

Patricia Gold

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.