Soledad

El gemir de la soledad
sube la cimas desiertas,
allí detengo mi esfuerzo
para cantar con la alfonsina gris
en espera de la luna inquieta,
el cierzo calca crestas de esperanzas
lo veo girar en círculos azules,
olorosos al mastranto del ayer.
Oigo los cantos de la muerte de la luz,
modulan los alerones del ave sin pluma,
sostengo en mi memoria
el aroma de tu ausencia,
ella está en la presencia
de los sutiles cuerpos astrales
donde el aire no tiene peso,
ni mi amor tiene valor…

Mariela Lugo

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.