Ni adelante, ni atrás, ni arrodillada, ni domesticada…
Si vamos por el mismo camino, será... ¡A tu lado siempre!…
De lo contrario…
Siempre he transitado sola, y corro, y camino lento…
Y cuantas veces he querido, me he detenido a contemplar el paisaje…
Sin el aire oxidándose, sin pensamientos que me mutilen
Y sentimientos que me aniquilen…
No te pido, no quiero que mi felicidad dependa de tus guerras,
Me conociste libre, me hice libre…
¿Por qué entonces, hacer de tu amor un pretexto para ser feliz?
Te invito a ser conmigo, a disfrutar nuestros demonios,
Te invito a compartirnos un día a la vez
Y cuando ya no seamos cuándo, fundirnos en la piel que no tiene olvido,
Abriendo la jaula del nunca y del siempre que nos encadenaba…
Beatriz Fonnegra.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.