Mirada táctil

¿Cómo encontrar el silencio?
¿Cómo perderse en el cielo?
¿Cómo surcar el horizonte?
¿Y rozar el misterio?

Tendida su figura sobre el césped inmenso,
Ella, recorría con su alma el firmamento.
Suspiros mil danzaban en las nubes,
Y jugaban inquietos deseos,
Su juego incierto.

Desde lo alto de una ventana,
Entre cortinas de gasa,
Él recorría su silueta en silencio,
Y esa mirada táctil que rozaba su espalda,
Hizo que ella lo mirara…
Se estremeciera, se sonrojara.

Hasta que un día, se atrevió a nombrarla,
Y en cada letra de su nombre creyó besarla.
¡Cuán grande se hace el corazón cuando ama!
Parece que todo el cielo conspirara.
Cuando dos almas se encuentran,
Cuando dos seres se aman…

Desconozco a su autor
Fuente: El Tren de la Vida

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.