Aquí estoy yo

Cuando la oscuridad de la noche te absorba y no veas fin a la tempestad, cuando la fe se te haya perdido y te cueste trabajo hasta ponerte en pie, cuando la sonrisa desaparezca de tu rostro y las lágrimas recorran constantemente tus mejillas, acuérdate que aquí estoy yo, para ti, para enseñarte la luz del sol detrás de las nubes, para secar las gotas que empapen tu esperanza, para darte fuerzas de subir y seguir y darte también motivos para reír.

Cuando el fuego de tu leña empieza a apagarse, y la vida pareciera que te da la espalda, cuando te veas sumida en la desesperación y en medio de un túnel que pareciera no tener final, y todo, absolutamente todo sientas que te va mal, recuerda que aquí estoy yo, para avivar el fuego de tu hogar, para tomar tu mano y llevarte hasta donde la luz ilumine tu camino, para darte las alas que se te fracturen y puedas volver a volar. 

Cuando el cansancio merme tu físico, y sientas que te arde la piel, cuando el dolor sea tan intenso que respirar te exija un gran esfuerzo de tu parte, y no puedas ver las estrellas por la vista nublada que se apresa de ti, solo mira a tu alrededor, aquí estoy yo, para guiar tus pasos, para consentirte y cuidarte, para purificar el aire que entre a tus pulmones, para enseñarte que los astros brillan en tu cielo, y que la luna te pertenece.

Cuando la carga se haga tan pesada que las piernas se te doblen, y el baile de las máscaras agote tus emociones, cuando creas que ya no tienes nada que ganar y lo has perdido todo, y que hasta el mismo Dios se ha olvidado de escucharte, voltea tus ojos, aquí estoy yo, para ayudarte a cargar la cruz, y te llevaré al baile donde seas quien eres y de quien me he enamorado, y no te pesen los pasos que des hacia adelante y te mostraré al mismo Dios en ti. 

Cuando ya no quieras seguir, recuerda, siempre mi amor, que aquí estoy yo, que no importa la soledad que puedas sentir y que ya nada tiene sentido para ti, no olvides nunca que existe un alma en pena por la ausencia de tu amor, que está dispuesta a darlo todo por ti, sin reproches, sin dudas, que existo sólo por y para amarte y crearte sonrisas, aquí estoy yo, en el mismo tiempo, espacio y mundo que tú, y te amo, y quiero hacerte feliz.

BR


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.