Ángel mío

Ángel mío, hoy desperté con una ansiedad desacostumbrada, un nudo en la garganta y una sensación de cosquilleo sobre mi nariz, no puedo explicarte a que se debe que siento el estómago por los tobillos, y tu imagen no deja de estar presente en mi, daría lo que fuera por escuchar tu voz, por ver tu rostro, por platicar contigo, por saber como estás, y tener al menos un dejo de esperanza una vez más.

Ángel mío, los recuerdos de nosotros hoy se han transformado en ráfagas de viento tibio sobre mi rostro, que despeinan mi cabello y hacen vuelco en mis ideas, vuelvo a vivir cada momento a tu lado, exactamente igual que cuando estuvimos juntos, y el amor me vuelve a embriagar, ese amor verdadero, ese que duele tanto cuando se pierde, que transforma en tragedia la misma vida por no tenerte junto a mi.

Ángel mío, si me dieras otra oportunidad para demostrarte todo lo que siento por ti, de volver a enamorarte, de hacerte sentir porqué te amo tanto, porque para mi eres el ser más bello sobre la tierra, mi complemento, y que a pesar de tus defectos para mi eres la perfección, que no te cambiaría absolutamente nada, que me gustas tal y cual eres, con esas explosiones infantiles, con esa sabiduría.

Ángel mío, no entiendo a la vida, mientras nuestras camas son amplias, dormimos en soledad, deseándonos, necesitando el calor del otro a nuestro costado, muriendo por las caricias que nos dábamos, con la boca seca de la sed de nuestros besos, con el aliento cansado por la falta de nuestro oxígeno y el silencio aberrante que me atemoriza dentro de esta soledad que me va consumiendo cada día más. 

Ángel mío, ya no tardes en venir a envolverme con tus alas, las heridas en mi interior cada segundo sangran más, las ojeras en mi rostro me hacen verme aún más viejas, las arrugas se me empiezan a acumular, la fe la tengo perdida, junto con mi dignidad y el amor de mi vida que eres tú, donde quiera que estés, ven pronto mi amor, porque necesito que me des nuevamente la razón que me diste para seguir viviendo… te amo tanto..

BR

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.