Entre las nubes que asolan el cielo,
entre los rayos de sol que quieren asomar,
entre luces y sombras,
espero el sonido de un teléfono

Teléfono que hoy se queda mudo
ante la indiferencia de mi presencia,
desgajando las sonrisas de mi mundo,
entre corcheas sin futuro

Futuro que ayer anhele,
futuro que hoy soñé,
futuro que se queda
entre las sombras del camino

Camino plagado de segundos,
lleno de horas vacías,
bañado por lágrimas
de un alma en pena

Pena que guardo, entre
recuerdos de ayeres,
y sonrisas apagadas
por las nubes de tus días.

Días que ya no son míos,
amaneceres en que no me sueñas,
tardes sin sinfonías,
noches de penumbra

Penumbra que invade
el mundo de mis mañanas
sin retorno a los ayeres
de flores en mi almohada

Entre luces disipadas
y sombras tatuadas
así, discurren mis segundos

..............

María Glez. Méndez.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.