Y decidí compartirme contigo,
Desnudarme ante tu desnudez
Y serme tuya, serte mío...
Sentir mi libertad en tus manos,
Parirme en el gemido de tus ojos...
Sernos... Sernos nuestros...
Valió la pena
Pasar por tanto para llegar a ti,
Y por fin viajar en nuestra nube,
Poder respirar tu aire,
Dormir en tu pecho
Y en la mañana....
Prepararnos una cacerola...
Beatriz Fonnegra.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.