Recuerda

Recuerda como se sienten las noches eternas sin que nadie llene tu cama, por el amor que te han despreciado, de como se siente que te rompan los sueños que eran todos para ti, del abrumador silencio en que se siente sin una palabra en todo el día, del cariño inmenso que das sin nada por recibir, de la amargura que va consumiendo el alma, de lo largas que se hacen las mañanas sin tener con quien amanecer, de la tristeza que te hace llorar, así estoy yo sin ti.

Recuerda los besos que me dabas, de la desesperación que sentías cuando no sabías nada de mi, de como ibas buscándome con tu cara de inocente para que yo regresara a ti, del poco trabajo que te costaba convencerme a sabiendas que mi amor siempre ha sido para ti, acuérdate de las luces que encendías para amarme, de como provocabas en mi la feminidad con una sola caricia, de la ilusión en mi mirada al verte llegar, y me abrazo te encontró.

Recuerda de lo prisionero que queda el corazón a los recuerdos cuando se ama con toda el alma, de como va uno como un vagabundo recorriendo el mundo, sangrándose los pies por no tener un hogar, cuando el adiós se clava en lo más profundo del alma, de como se cae el universo a pedazos y se invierten demasiadas horas solo mirando el teléfono esperando que llegue esa llama esperanzadora que nos regrese el aliento, así estoy ahora sin ti.

Recuerda quien eras cuando yo no estaba en tu vida, dándole a cada uno solo un pedazo de ti, siendo solamente yo quien te conoce la verdad por completo, reconociendo tus defectos y pasándolos por alto, escuchándote tus historias y callando las heridas causadas por no perderte, acuérdate cuantas veces te salvó mi amor, cuantos días te consolé por que otras personas te lastimaban y yo siempre ahí, fiel a ti, esperando sacar lo mejor de ti y tenerte para siempre. 

Recuerda que amor como el mío nunca volverás a encontrar, este que tanto desprecias, que tratas de ocultar, que manchas, que mancillas, pero que es incapaz de morir, sin tomar en cuentas la cantidad e puñales que le clavas, sobrevive a todos los embates sin cuestionarte esperando ese día que el cansancio te haga detener el vuelo y entonces, podrás volver atrás y darte cuenta que mi amor sigue ahí, sobreviviendo sin ti, soñando contigo, esperándote para un para siempre.

BR


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.