Que pena me da

Que pena me da, darme cuenta que estás viviendo revolcándote en tus rencores, que eres totalmente incapaz de perdonar y olvidar, que vives aferrándote a un pasado que se fue hace tiempo, que vas envenando tu alma y tu corazón y no haces absolutamente nada para remediarlo, por el contrario, lo alimentas en un absurdo afán de una venganza a la única persona que realmente te ha amado.

Que pena me da, que la lástima era el último sentimiento que quería sentir por ti, pero te has esforzado tanto por conseguirla, que hoy es todo lo que tengo para ti, y tu soledad te va ahogando, aunque trates de mentirte que la pasas bien en ella, cuando al verdad es que nadie, ni tu sangre, soporta estar mucho tiempo cerca de ti, y quien lo daba todo por estar a tu lado, la sacaste de tu vida para siempre. 

Que pena me da ver lo cobarde que te has vuelto, arrastrándote ante quienes te traicionaron, mendigando una amistad que no te darán, mientras a mi me apuñalas por la espalda, cuando he sido la única persona que creyó en ti, que confió, que te dio lo mejor, que si bien me equivoqué, supe arrepentirme, y mientras yo voy caminando hacia adelante, tu vas únicamente para atrás.

Que pena me da ver lo equivocada que estaba, lo mucho que te defendí ante quienes hablaban mal de ti, excusándote de mil maneras, extrayendo lo yo creí que tenías de bueno en tu corazón, para hoy darme cuenta que todos ellos tenían la razón, que no mereces el amor que yo te ofrecía, porque no eres capaz de albergar un sentimiento bueno en tu corazón.

Que pena me da que manipules tanto tus propios pensamientos y sentimientos que sigas adoptando el papel de víctima y culpando a los demás de lo que eres y lo que te sucede, que pena me da que no reconozcas el amor, que lastimes a quien te amó de verdad, que no tengas ni siquiera un puño de amor propio, que pena me das...

BR

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.